Demostración de cómo se sustituye la luna de un parabrisas en un vehículo

Demostración de cómo se sustituye la luna de un parabrisas en un vehículo

Hace pocas fechas los alumnos de carrocería tuvieron la oportunidad de conocer de primera mano el proceso de sustitución de una luna parabrisas. Ello fue posible gracias a las explicaciones y aclaraciones oportunas de  un técnico especializado de la empresa Carglass, que se desplazó hasta nuestro centro, para mostrar a los alumnos un sistema innovador que permite la sustitución de una luna parabrisas en un periodo de tiempo corto y por un solo operario.

Comienzan los actos conmemorativos del 50 aniversario del centro

Comienzan los actos conmemorativos del 50 aniversario del centro

Con un acto en el que participaron miembros del equipo directivo del centro, profesores y antiguos profesores junto con autoridades de la Junta de Andalucía y el Ayuntamiento de Montilla, se pusieron en marcha las actividades que desde el centro se están preparando para conmemorar el 50 aniversario de la creación de “La Laboral” que con los años pasó a ser el IES Emilio Canalejo Olmeda.

El director, Manuel del Árbol, fue el encargado de dar la bienvenida a los presentes y de indicar que a partir de ahora se pondrán en marcha una serie de actividades durante todo el curso para conmemorar esta efeméride “ya que tenemos una comunidad muy activa, viva y pendiente de lo que sucede. Hoy inauguramos estas actividades y le damos el pistoletazo de salid para informar a todo el mundo de lo que vamos a hacer en los próximos meses”.

En el acto participó el alcalde de Montilla, Rafael Llamas, quien dio la enhorabuena al centro y a la comunidad educativa por estos cincuenta años, reconociendo el trabajo que se ha ido haciendo para formar a los jóvenes montillanos y de la comarca.

Por parte de la Junta de Andalucía intervino la delegada del Gobierno en Córdoba, Esther Ruiz, que expresó el apoyo que desde la administración autonómica se ha dado a la formación profesional en general y al centro en particular, recordando la reciente puesta en marcha de las instalaciones actuales.

Durante este acto inaugural se puso de manifiesto la intención de llenar el presente curso académico de actividades conmemorativas del cincuentenario, entre ellas la celebración de una fiesta con antiguos alumnos, una cápsula del tiempo o una carrera popular. Además se quien poner en marcha un ciclo de conferencias, una de las cuales estará protagonizada por los distintos directos que ha tenido el centro a lo largo de estas cinco décadas.

Montilla-Moriles, el resurgir lanzará 300 botellas de cada vino realizado durante el mes de diciembre

Montilla-Moriles, el resurgir lanzará 300 botellas de cada vino realizado durante el mes de diciembre

El Proyecto Montilla-Moriles, el resurgir, que se está desarrollando en el IES Emilio Canalejo a través del Departamento de Alimentaria, sacará al mercado durante el mes de diciembre 300 botellas de cada uno de los 6 vinos en los que se han estado trabajando en los últimos meses. La salida al mercado de estos vinos se hará durante el mes de diciembre, coincidiendo con las fechas navideñas

Esta decisión se ha tomado en la última reunión mantenida entre el coordinador del proyecto, los profesores del departamento y las empresas que colaboran en esta iniciativa. La reunión, celebrada en Bodegas El Monte, de Moriles, sirvió además para abordar otros aspectos del proyecto, como el embotellado del vino y el etiquetado que llevarán estas botellas y en el formato de las cajas para agrupamientos.

El lanzamiento de estos vinos está garantizado gracias a Grupo Piedra, entidad que también colabora en el proyecto, en cuyos establecimientos será posible encontrar los nuevos vinos producidos dentro de las diferentes líneas de investigación puestas en marcha.

El proyecto Montilla-Moriles, el resurgir, se desarrolla gracias al apoyo económico de la Fundación Bankia y Fpempresas, y contempla la elaboración de nuevos tipos de vinos en consonancia con las demandas de los consumidores. Así la primera de las líneas de investigación aborda la producción de vino blanco gasificado ecológico y vinagre ecológico de vino fino, en colaboración con Bodegas Robles. La segunda línea, en la que colabora Bodegas El Monte, elabora un vino de viticultor con diversas variedades de uva. Por su parte Bodegas Doblas Martos colabora en la comparación organoléptica de vinos elaborados a partir de viñas en vaso y espaldera. La línea de investigación 4, en la que participa Bodegas del Pino, ha criado un vino blanco sobre lías finas, mientras que la línea 5 procura la elaboración de un vino natural procedente de viñas a distintas altitudes, en la que colabora Bodegas Alvear.

Además de estas bodegas, en el proyecto Montilla Moriles, el resurgir, colaboran el Consejo Regulador Montilla-Moriles, el Grupo Piedra y la Universidad de Córdoba.

Desliado de los dos vinos del proyecto Dualiza

Desliado de los dos vinos del proyecto Dualiza

Por Javier Quijada López

El pasado 22/09/2018, se realizó el análisis de Acidez Total, Ph y densidad de los dos mostos, y se comprobó que la fermentación, se estaba produciendo sin problemas, llevada a cabo por levaduras propias de vendimia, (autóctonas).

Dichos análisis, revelaron que tanto la Acidez Total, como el Ph, eran idénticos en ambos mostos.

Medida de densidad del mosto

Sin que se produjera la Fermentacion Alcohólica completa del mosto procedente de cepas (en vaso), se realizó el desliado del mismo, mediante trasiego, eliminando así, las llamadas lías gruesas, que aportarían defectos al vino, tales como reducción o propiciarían alteraciones microbianas indeseadas.

Se encubó el mosto en un depósito de acero inoxidable de 2500 litros de capacidad, donde concluiría la Fermentacion Alcohólica.

Dicho depósito, no permitía el control por refrigeración de la temperatura, por lo que el proceso hasta el final de la Fermentacion Alcohólica, se dio a temperatura ambiente.

Igualmente, se fue comprobado diariamente la densidad, y temperatura del mosto.

Una vez acabada la vinificación, se dejó reposar el vino obtenido con sus lías finas, para que éstas dotaran de características beneficiosas al vino, con la intención de llevar a cabo más adelante un “Batonage” para poner estas lías en suspensión, y así aporten manoproteínas (polisacáridos), que redondeen y mejoren el producto final.

Cabe decir, que durante la Fermentación de ambos mostos, se han llevado a cabo catas de los mismos para comprobar su evolución organoléptica, y los aromas primarios que muestran, recuerdan a fruta madura y leves toques de cítricos.

En cuanto a aromas secundarios, detectamos recuerdos de levadura, debido a su presencia en el proceso fermentativo, así como también se detecta el aumento de alcohol tanto en nariz, boca y en vista, al observarse lagrimas persistentes descendiendo por la pared de la copa.

Hoy 08/10/2018, concluida la vinificación del mosto procedente de viña en espaldera el pasado 03/10/2018, se procede al desliado del vino, mediante bombeo con una bomba de pistón para realizar el trasiego a un depósito de acero inoxidable de 2500 litros de capacidad y separarlo de las lías gruesas.

Mosto de espaldera antes de desliar

 

Trasiego de mosto para encubar desliado

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Tras el encubado en el nuevo depósito, se realiza cata y se advierte que presenta aromas de fruta madura, y recuerdos de levadura presente en el proceso de fermentación.

Lías mosto después de desliar mosto de espaldera

También se ha realizado cata del vino procedente de viña en vaso, desliado el pasado día 22/09/2018, el cual acabó su fermentación en el depósito en el que fue encubado tras el desliado el pasado día 28/09/2018, y que desde entonces reposa sobre sus lías finas a la espera de realizar el “Batonage”, y se aprecian notables diferencias respecto a los aromas detectados en el vino procedente de espaldera.

Procesado de la vendimia de cepas en espaldera finca “El Montesillo”

Procesado de la vendimia de cepas en espaldera finca “El Montesillo”

Por Javier Quijada López

Remolque con vendimia procedente de finca El Montesillo (espaldera)

Esta mañana ha dado comienzo la recolecta de la cosecha perteneciente a la finca “El Montesillo”.

Sobre las 10:30 h de la mañana, ha llegado a Bodegas Doblas, un remolque con vendimia recolectada en cajas de plástico de aproximadamente 25 kg de capacidad, procedente del viñedo ubicado en la finca “El Montesillo”, viñedo cuya plantación se cultiva con sistema de conducción en espaldera.

Tras observar el buen estado sanitario de la uva, se ha procedido a la determinación del peso de este porte de cosecha, obteniéndose como resultado casi 3,7 toneladas de fruta.

Al igual que el pasado día 12 de septiembre, la vendimia recepcionada ha sido procesada inmediatamente, para evitar pérdidas de calidad y fermentaciones indeseadas, con el fin de obtener el mosto que dará lugar al otro vino elaborado con variedad Pedro Ximenez determinado en el proyecto, necesario para poder comparar con el que se obtenga de las uvas procedente de las cepas en vaso, plantadas en la finca” La Teja”.

Cinta de selección

Despalilladora de la bodega

El sistema de procesado, ha sido el mismo que el pasado día 12 de septiembre, pero además de obtener más litros de mosto, pues la cantidad de uva recolectada, ha sido notablemente mayor, los resultados de determinación de Ph, y de concentración de azúcares (Bé), también ofrecen algunas variaciones respecto a la uva procedente de sistema en vaso, siendo la alcalinidad en el mosto de uva de la plantación en espaldera, levemente mayor que en el mosto de uva de plantación en vaso, así como la concentración de azúcares, también se muestra con una cantidad menor que en el mosto obtenido de las uvas provenientes de “La Teja”.

Toma de muestra de mosto para determinar grados Baumé y Ph

Al igual que en la vendimia anterior, el mosto ha sido recogido en un trujal de 3000 litros de capacidad, donde se ha realizado una cubicación para conocer los litros obtenidos con la cantidad de cosecha procesada.

Del mismo modo, el siguiente procedimiento será el trasiego y desfangado del mosto antes de encubarlo en un depósito de acero inoxidable, donde se llevará a cabo la Fermentación Alcohólica a baja temperatura controlada mediante refrigeración con camisa refrigeradora, para evitar la pérdida de aromas primarios, que darán personalidad alvino final.

Depósito de acero inoxidable capacidad 4000 litros

Vendimia en Bodegas Doblas

Vendimia en Bodegas Doblas

Por Javier Quijada López

Esta mañana ha comenzado la vendimia de la que se ha obtenido el mosto que dará lugar a uno de los vinos del proyecto Dualiza en colaboración con Bodegas Doblas.

La uva procede de las cepas con sistema de conducción en vaso, ubicadas en la finca “La Teja”, perteneciente al paraje “El monte”

Sobre las 11 de esta mañana, llegó a la bodega un remolque el cual portaba vendimia en cajas de plástico con una capacidad de unos 25 kg cada una

De esta manera se produce menos daño a las bayas en el transporte,lo que permite garantizar una menor pérdida de calidad en el mosto obtenido.

A la llegada del remolque a la bodega, con una inspección visual, pudimos comprobar el inmejorable estado sanitario de la vendimia, procediendo después al pesado de ésta mediante pesada doble, pesando primero el remolque cargado con las cajas llenas de uva, y luego el remolque con las cajas vacías, siendo la diferencia entre los dos resultados, el peso neto del fruto recepcionado.

Esta primera parte de cosecha, portó algo más de 1,5 toneladas de fruta, la cual fue inmediatamente procesada de la siguiente manera:

En primer lugar se descargó la uva sobre la cinta de selección, donde con una inspección visual, se detectaron los granos y racimos defectuosos permitiendo retirarlos.

Seguidamente pasó por la despalilladora, donde se separó la uva de los raspones, cayendo las bayas a una bomba de vendimia, desde donde serían succionadas y transportadas a una prensa neumática, con la función de aplastarlas y exprimirlas, dejando así discurrir el mosto contenido en las mismas.

Bomba de vendimia y prensa neumática

Este mosto ha sido llevado mediante una conducción a un cono de cemento (trujal) de 3000 litros de capacidad, tomando después una muestra del zumo, para llevar a cabo en el laboratorio los análisis de los principales parámetros de control, tales como Ph, para determinar si la alcalinidad o acidez del mosto recién exprimido está dentro de los niveles adecuados, y los grados Baumé (Bé), para conocer la concentración de azúcares que presenta dicho néctar de uvas.

Una vez en el trujal, se procedió a la cubicación del mosto para determinar los litros que se obtuvieron con los kilos de uva prensados en esta primera parte de vendimia.

Entrada del mosto al trujal, izquierda, y cubicación del mosto, derecha.

Sobre las 14 h, un segundo remolque hizo otro porte de vendimia de aproximadamente 1,5 toneladas, con la que seguimos el mismo procedimiento, siendo añadido el mosto resultante, al mosto obtenido del porte anterior, obteniéndose así el mosto de poco más que 3 toneladas de cosecha procedente de la plantación en vaso ubicada en la finca “La Teja”.

Se realizaron los análisis pertinentes del total del mosto, encontrándose el Ph y azúcares, dentro de los valores adecuados para la elaboración del vino deseado, claro indicador de que podremos obtener un vino afrutado de muy buena calidad.

Determinación de grados Baumé con refractómetro manual

El próximo proceso será el trasiego y desfangado del mosto, siendo éste encubado en un depósito de acero inoxidable para que comience la fermentación, durante la que realizaremos controles a diario tanto de la densidad del mosto, para saber la cantidad de azúcares fermentables que vayan quedando en el mismo, como de la temperatura a la que se realice el proceso de vinificación.