La  Comisión Técnica Institucional frente al VIH Sida, compuesta por las Delegaciones de Igualdad, Salud y Políticas Sociales, y de Educación, los Institutos Andaluz de la Mujer y de la Juventud, representantes de Sanidad Penitenciaria, el Ayuntamiento de Córdoba y la Diputación Provincial de Córdoba, ha otorgado este año el Premio Pepe Espaliú ex aequo a mediadores en salud del Instituto de Enseñanza Secundaria (IES) “Emilio Canalejo Olmeda” y a la Asociación Peniel de Rehabilitación y Formación Social (APERFOSA) por la labor realizada durante el pasado año en materia de formación y prevención de VIH.

En la entrega de la XIX edición de estos premios, que ha tenido lugar en el IES montillano, la delegada de Igualdad, Salud y Políticas Sociales, María Ángeles Luna, ha señalado, con respecto a los galardonados, que son “un ejemplo de compromiso en la lucha frente a esta enfermedad”. Ha hecho hincapié en que, en materia de SIDA/VIH “seguimos teniendo un gran reto,  las estrategias conjuntas y el esfuerzo entre administraciones, colectivos, asociaciones y ciudadanía es la principal condición para combatir esta enfermedad”.

Luna ha reiterado la importancia de la educación preventiva para luchar contra esta patología. También ha explicado que “lo esencial es que el mensaje de prevención se comprenda, se asuma y se actúe en consecuencia y, lo más importante, que se transmita”. Por otro lado, la delegada ha reiterado que “la educación es la estrategia más eficaz, porque, hasta ahora, la prevención es la respuesta más contundente y el uso del preservativo en las relaciones sexuales un método eficaz para prevenir la transmisión del VIH y las enfermedades de transmisión sexual”.

Por su parte, la delegada de Educación, Esther Ruiz, ha subrayado el compromiso de los mediadores de Salud en el instituto de Educación Secundaria Emilio Canalejo Olmeda de Montilla con la lucha contra el SIDA, siendo “los encargados de hacer llegar información sobre hábitos de vida saludables a los jóvenes del entorno, ejerciendo sus funciones en el ámbito educativo a través de una metodología aprendizaje-servicio y actuando como enlaces entre sus compañeros y con el equipo de promoción de Salud del centro educativo”.

Asimismo, Ruiz ha destacado los Programas de Hábitos de Vida Saludable Forma Joven, destinado a estudiantes de Secundaria y del que participan 89 centros de la provincia y Creciendo en Salud, destinado a alumnos y alumnas de Infantil y Primaria de 180 centros. “Gracias a estos programas, desde las Consejerías de Educación y Salud, ponemos el acento en la promoción de hábitos saludables en nuestros alumnos y alumnas que, a su vez, sirven de altavoz para trasladar esos aprendizajes a su entorno familiar y social más cercano”.

Los galardonados

La Asociación Peniel de Rehabilitación y Formación Social (APERFOA) ha recibido el reconocimiento a su trabajo de prevención en salud y sexualidad con el colectivo de mujeres víctimas de trata. Esta asociación trabaja facilitando en un centro de acogida de emergencias, un espacio de información y reflexión que permite a la usuaria que denuncie su situación de acoso y control por redes mafiosas.

Por su parte, los mediadores del IES “Emilio Canaleja Olmeda” de Montilla han sido reconocidos por la labor que llevan realizando desde hace más de 5 años en el programa de alumnado ayudante mediador en la provincia de Córdoba, con ayuda, apoyo y formación a sus iguales. En esta labor destaca el trabajo formativo en sexualidad y enfermedades de transmisión sexual, utilizando lenguaje, códigos y formas de expresión en esta temática que abre canales de comunicación y capta la atención de los adolescentes, favoreciendo el conocimiento de estas enfermedades, incluida el sida y el VIH.

Los premios

Los premios Pepe Espaliú se vienen otorgando desde 1998. El nombre del premio deriva de este artista cordobés, reconocido internacionalmente (con exposiciones desde el MOMA de Nueva York hasta el Museo Reina Sofía de Madrid) y se elige porque el SIDA cambió el curso de su vida, dando a su obra un último e irreducible vocabulario relacionado con ella.

 

En lugar de esconder su enfermedad, la integró como conocimiento propio y de su compromiso surgió un nuevo lenguaje expresivo y artístico derivado del hapenning, llamado “Carrying”, en el que logra que su cuerpo enfermo sea transportado en brazos de otras personas, como gesto de solidaridad y de compromiso social.

 

Políticas andaluzas

Por otro lado, la delegada ha puesto de manifiesto los esfuerzos que realiza la Junta de Andalucía para hacer frente a esta enfermedad “manteniendo con presupuesto propio las políticas de promoción de la salud y prevención”. De esta manera, la Consejería de Salud, ha explicado Luna, “tiene activa la estrategia de acción a través del Plan Andaluz frente al VIH/sida y otras Infecciones de Transmisión Sexual (ITS), con el que desde la Administración sanitaria se da respuesta continua a las nuevas necesidades y realidades de estas enfermedades”.

Luna ha destacado la labor de los profesionales que trabajan en la promoción, prevención y tratamiento de las personas con VIH y SIDA en Andalucía y que han logrado que desde 1994, los casos de sida hayan caído más de un 90%.

Esto se ha conseguido, según la delegada, “gracias a una política sostenida de detección precoz, de formación y con subvenciones. Entre 2008 y 2016 se han realizado más de 30.000 test detección rápida; se han formado en el programa de prevención del VIH a más de 800 personas de alrededor de 80 asociaciones y se ha puesto en marcha el Curso de Diagnóstico Precoz del VIH en Atención Primaria, con la participación de 600 profesionales de Andalucía”.

En cuanto a la asistencia sanitaria, en Andalucía, ha explicado la delegada “se garantiza la atención y el tratamiento a todas las personas con infección por el VIH , en todos los centros sanitarios públicos; incluido el tratamiento de las personas privadas de libertad en las cárceles”.